La venganza de Freddie Roach y Manny Pacquiao

PDF Imprimir E-mail
Escrito por Mayor J. King   
Jueves, 11 de Julio de 2013 11:39
PDF Imprimir E-mail
Share/Save/Bookmark

BrandonRios pikjul112013El estadounidense Brandon Ríos desborda euforia en cada palabra y la emoción no le cabe en el cuerpo por su próximo combate frente al filipino Manny Pacquiao el 23 de noviembre, en la Cotai Arena, de Macao, China.

"Bam Bam" Ríos espera ser el tercer púgil, en forma consecutiva, que derrote a Pacquiao, quien cayó por decisión ante Timothy Bradley en junio del pasado año y seis meses después fue noqueado por el mexicano Juan Manuel Márquez, en ambos casos en Las Vegas, la famosa Ciudad del Pecado.

El ex campeón mundial Ríos (31-1-1, 23 KOs) considera que este pleito en la división welter ante Pacquiao servirá de plataforma para conseguir otros en los que aparezcan las grandes bolsas, le permita encabezar carteleras y lo incluyan entre los mejores púgiles del mundo.

"He esperado por una oportunidad así mucho tiempo y este es mi momento", dijo Ríos. "Me habían prometido a Pacquiao o Márquez, pero nunca se hacía nada. Ahora haré cualquier cosa por salir con la victoria".

Quizás los dos reveses de Pacquiao, el primero por una injusta decisión de los jueces ante Bradley, y el otro por un golpe de suerte de "Dinamita" Márquez en el sexto round, le hacen perder la objetividad a Ríos, un peleador muy agresivo y con gran asimilación, pero carente de técnica boxística.

Antes de continuar, quiero hacer una aclaración. Al escribir que Márquez ganó por "un golpe de suerte" en modo alguno intento minimizar el espectacular nocaut que propinó a Pacquiao, porque el azteca consiguió el objetivo de llevarse la victoria, cuando iba detrás en las tarjetas y su rival llevaba la mejor parte en el combate.

Pero cuando el "Pacman" Pacquiao escogió a Ríos para que fuera su próximo adversario, lo hizo teniendo en cuenta que si presenta en buena forma, "Bam Bam" Ríos será una presa perfecta para salir con el brazo en alto, debido a la escasa movilidad que presenta.

Un segundo aspecto, un tanto emocional, guió a Pacquiao y a su entrenador Freddie Roach a inclinarse por Ríos: la venganza.

Recordemos que en los días previos a la pelea entre Pacquiao y el mexicano Antonio Margarito, que ganó el tagalo por unanimidad en noviembre de 2010 en el Dallas Cowboys Stadium, en Arlington, Texas, Margarito, su entrenador de entonces Robert García y el propio "Bam Bam" Ríos aparecieron en un video burlándose de Roach, quien sufre del Mal de Parkinson.

Ahora García guía la preparación de Ríos y Roach (también Pacquiao) no han olvidado el bochornoso incidente y quieren lavar la afrenta, aunque los implicados después se disculparon.

"Intentaban molestarme con ese video y lo que hicieron fue el ridículo, expresó Roach, cinco veces ganador del reconocimiento como "Entrenador del Año". "Así que esta pelea será una gran venganza para mí. Es el combate que quería para Manny y vamos a darles una lección".

Ríos (31-1-1, 23 KOs) viene de un revés por fallo unánime ante Mike Alvarado, que le hizo perder el invicto de su carrera, cuando disputaba el título interino superligero de la Organización Mundial (OMB), el 30 de marzo en Las Vegas.

Antes, el 13 de octubre de 2012, le propinó nocaut en el séptimo a Alvarado en el Home Depot Center, de Carson, California, después de recibir un injusto fallo favorable ante el cubano Richard Abril, el 14 de abril del propio año.

Considero que a pesar de los dos reveses previos del filipino Pacquiao, solo puede caer ante Ríos si tiene deudas con el gimnasio, no está en óptimas condiciones físicas e intenta liarse a golpes con el estadounidense.

O que se descuide y ocurra otro "golpe de suerte" que lo envíe a la lona por la cuenta definitiva.

Comenta sobre este articulo
 
Advertisement
Follow us on TwitterFollow us on FacebookRSS Feed Google +

© 2014 ZonadeBoxeo.com.